Duelo de hermanos

En 1920 los hermanos Adolfo y Rudolf Dassler comienzan a fabricar zapatos deportivos. Adolfo es un artesano talentoso y su sueño es que un día todos los mejores deportistas en el mundo llevarán sus zapatos. Rudolf de otra parte es el cerebro económico de su negocio, manejando ventas y márketing. Después de la segunda Guerra Mundial, ellos siguen produciendo zapatos, pero la relación entre los dos hermanos comienza a deteriorarse después de que cada uno pide la empresa. Conduciendo a una rivalidad que todavía que existe hoy, representado por dos de las marcas deportivas más populares.