Nieve negra

Tras el fallecimiento de su padre, Marcos regresa a su Argentina natal, para convencer a su hermano Salvador de vender el terreno familiar ubicado en la Patagonia. Una empresa minera canadiense está dispuesta a pagar una jugosa cantidad por él, y podrían repartirse esa cantidad entre los dos. El inconveniente es que Salvador, un hombre resentido y aislado allí desde hace treinta años, no está dispuesto a irse. Lo que se suponía un sencillo trámite terminará complicándose y entrarán en juego la historia de la familia y aquellos recuerdos que hasta entonces estaban enterrados.