El contador

Christian Wolff lleva una doble vida, mientras que por las mañanas trabaja como un tranquilo contable en una pequeña oficina, por las noches se transforma en un peligroso y despiadado criminal al servicio de algunas de las organizaciones de delincuentes más peligrosas del mundo. Justo cuando el agente Ray King está detrás de sus pasos, a Christian le llega un cliente legítimo: una auxiliar de contabilidad ha descubierto en su moderna empresa de robótica una discrepancia que implica millones de dólares. Pero, a medida que avanza en su investigación y se acerca a la verdad, el número de muertos sigue aumentando.